El origen de la alpargata o esparteña está documentado desde el siglo XIV. En el museo arqueológico de Granada, se conserva una alpargata encontrada sobre restos humanos en la « cueva de los murciélagos ». Se piensa que fue utilizada hace 4000 años. Claro está, es una forma muy primitiva de la alpargata utilizada hoy día. Este calzado ligero, hecho de cuerda trenzada y de lona, es originaria de España. Ya en el siglo XIII fue llevada por los soldados a pie del rey de Aragón. El nombre « alpargata » viene de la palabra « esparto », una clase de yute utilizado originalmente para fabricar las suelas. Existe una gran variedad de tipos de alpargatas, fundamentalmente divididas en dos clases: las que se ajustan con cintas y las que no. En la actualidad es frecuente que la suela de esparto esté recubierta total o parcialmente de una fina capa de caucho, para protegerlas de la humedad y el desgaste. En la actualidad se usa corrientemente como prenda informal en los meses más calurosos. Tradicionalmente, la alpargata era de color negro o crudo (color claro par el domingo y mas oscuro los días de semana) y cada región tiene su forma específica. Por ejemplo las de la Empordà son blancas con cinco cintas. El modelo de tela blanca calza los bailarines de Sardanas (baile tradicional catalán). Hacia 1950, la evolución de la moda leva a los fabricantes de alpargatas a darle un nuevo giro, con un diseño mas sofisticado y adaptado a la moda. En 1960, el diseñador Yves Saint Laurent, uno de los modistas mas célebres de la época, presentó un modelo particular para las fiestas de Paris. Creó un modelo con tacón, que revolucionó el genero. Lanzó una nueva moda. Hoy día, casi todas las mujeres del sur poseen un par de alpargatas con tacón, con lazos que se atan al tobillo. Por ello en lalapargata estamos muy especializados desde hace varias generaciones en la venta de alpargatas. ¡Descubre el modelo que encaja más con tu estilo!